Piloto: Por un mundo sin spoilers

Yo, David Baizán, mayor de edad y en plena posesión de mis facultades –creo–, me dispongo a iniciar un nuevo blog de series. Tela. Como si no tuviésemos suficientes con los que ya hay. A patadas, oiga.

Pero me da igual, porque este será mío: un nuevo engranaje en mi particular universo de ficción y cultura pop; un universo en el que siempre tengo razón y al final del día me voy a casa con Anne Hathaway –lo sé, lo sé–.

Sé que quizá ofenda a unos cuantos remilgados con mi descarado porte y olor almizcleño, pero lo bueno de todo esto es que no le debo nada a nadie –y nadie me lo debe a mí–, así que lo que aquí escriba solo atenderá a mis propios intereses y deseos, y aquellos que decidan quedarse lo harán por voluntad propia, eso sí, con mi total compromiso de ser indecentemente subjetivo y parcial –como debe ser–, y con la férrea promesa de que ni un solo spoiler se escapará de mis labios, porque creo firmemente que un mundo sin spoilers es posible.

¿No sería maravilloso?

Anuncios